La toxoplasmosis es una enfermedad causada por un protozoo. Se suele relacionar con los gatos, aunque también se le llama “la enfermedad del jamón”. Da mucho miedo a las personas por su potencial para ser un peligro durante el embarazo. Pero… ¿es probable coger toxoplasmosis si tienes gato? ¿la toxoplasmosis es tan peligrosa realmente? ¿es arriesgado tener gato si estás embarazada? Voy a intentar responder a todas estas preguntas con rigor veterinario pero de manera sencilla. Me he dejado la piel para explicarlo bien y con claridad… si de esta forma conseguimos que algún gato más siga con su familia cuando haya un embarazo en casa, el tiempo estará bien empleado.

Nuestro índice de hoy:

  • Embarazo y toxoplasmosis: el problema
  • Qué es la toxoplasmosis
  • Qué riesgo tiene para una mujer embarazada la toxoplasmosis
  • Cómo saber si mi gato tiene toxoplasmosis
  • Precauciones si estás embarazada

Embarazo y toxoplasmosis: el problema

Muchos gatos son abandonados o regalados cuando las familias con las que vivían van a tener un hijo. Las mujeres embarazadas, con toda la razón del mundo, no quieren arriesgarse a que algo vaya mal, y han escuchado que “es peligroso tener gato cuando estás embarazada”.

Yo quiero decirte dos cosas. La primera… ¡felicidades si vas a tener un hijo! Si estás leyendo esto imagino que tienes gato y te quieres informar. Aquí resumiré toda la información sobre la toxoplasmosis y que riesgos tiene para tu embarazo.

No te conformes con este artículo: investiga más. Lee otras webs en internet, y pregunta a tu veterinario y a tu médico. Entre todos, resolveremos tus dudas.

Pero sobretodo, no te deshagas de tu gato. No se lo merece, y el riesgo que supone para tu embarazo es mínimo. Ahora te explicaré por qué.

Qué es la toxoplasmosis

La toxoplasmosis es una enfermedad muy frecuente, causada por un microorganismo que pertenece a un tipo que llamamos protozoos. El toxoplasma parasita a prácticamente todos los mamíferos, y tiene dos tipos de hospedadores:

  • Hospedadores definitivos (gatos y otros felinos)
  • Hospedadores intermediarios (cualquier otro animal de sangre caliente, incluyendo humanos).

En los animales y las personas, la toxoplasmosis suele causar una enfermedad muy leve.

artículos de Letra de Veterinario

Cómo funciona la toxoplasmosis (el ciclo del toxoplasma)

Los hospedadores intermediarios (ganado, ratas, pájaros…) ingieren huevos de toxoplasma que se hallan en el medio ambiente. El toxoplasma entonces se refugia en diferentes tejidos y músculos de dicho hospedador, pongamos por caso, un ratón. Y el ratón sigue haciendo vida normal con sus toxoplasma escondiditos dentro.

El hospedador definitivo es el gato. Cuando el minino caza a nuestro razón, se lo come junto con los toxoplasma que el ratoncito tenía dentro. Y entonces se infecta de toxoplasmosis. Si es la primera vez que se infecta de toxoplasmosis, no tiene defensas contra ella y expulsará huevos de toxoplasma en sus heces (que irán al medio ambiente o al arenero y podrán ser ingeridos por nuevos hospedadores intermedios como nuestro ratoncito). Después de unos días hará defensas contra el toxoplasma y ya no expulsará huevos (ni lo hará nunca más). Si en el pasado ya tuvo contacto con el toxoplasma, tendrá defensas y en ningún momento expulsará huevos.

Todo esto lo resumo en este cuadro tan chulo que he hecho, que es la base para entender todo lo que te explico en este artículo:

Cuadro sobre la toxoplasmosis en el gato

El ciclo de la toxoplasmosis. Observa que un humano puede ingerir toxoplasma también mediante alimentos contaminados.

Qué riesgo tiene para una mujer embarazada la toxoplasmosis

La toxoplasmosis es una zoonosis: esto quiere decir que se contagia a las personas.

Las personas son como cualquier otro hospedador intermediario: como te he dicho, se ingieren los huevos (que como habrás deducido, son microscópicos) del ambiente.

Está estudiado y demostrado que en los países desarrollados la mayoría de la gente adquiere toxoplasmosis al comer carne poco cocinada o con poca higiene. Es decir, nada que echarle la culpa a tu lindo gatito (ver cuadro anterior).

Por supuesto, una persona también se puede contagiar de toxoplasmosis de su gato. Pero esto es MUY DIFÍCIL. Se tienen que dar una serie de condiciones (se tienen que dar TODAS):

  1. Que haga poco tiempo (días) que tu gato se haya contagiado de toxoplasmosis.
  2. Que tu gato se haya contagiado de toxoplasmosis por primera vez (ya que para expulsar huevos en las heces necesita no tener defensas contra la toxoplasmosis, como te he dicho).
  3. Que limpies tú su bandeja de arena donde defeca.
  4. Que además limpies su bandeja sin guantes y luego no te laves las manos y te metas los dedos en la boca.

Como ves, es muy complicado que tu gato te contagie de toxoplasmosis, incluso aunque la tenga. Por tanto, tranquilidad. No es necesario que tires a tu gato por la ventana ni que lo regales a nadie cuando te quedes embarazada.

Además, para tu embarazo solo es peligroso que te contagies de toxoplasmosis si es la primera vez que estás en contacto con ella (no tienes defensas).

Cómo saber si mi gato tiene toxoplasmosis

En la mayor parte de casos, un gato infectado de toxoplasmosis no tiene síntomas (tú lo ves sano). Solo los casos en los que la infección sucede mientras las defensas del gato están especialmente bajas o hay otras enfermedades añadidas, se observan algunos de los siguientes síntomas (no tiene por qué aparecer todos ellos):

  • Anorexia
  • Pérdida de peso
  • Letargia
  • Disnea (debido a la neumonía)
  • Signos oculares (iritis, corioretinitis)
  • Pirexia (“fiebre”)
  • Signos gastrointestinales (vómitos /diarreas)
  • Signos neurológicos
  • Linfadenopatía
  • Ictericia
  • Miositis
  • Abortos

Precauciones si estás embarazada

Analítica de tu gato

Si pese a todo lo que hemos dicho, quieres saber si tu gato tiene toxoplasma, toca ir a tu veterinario a hacerle pruebas. Se realiza una analítica de sangre a tu gatito. Se miran IgG e IgM (un tipo de anticuerpos).

Pueden pasar varias cosas:

  • Negativo a toxoplasma (negativo a IgG e IgM): No hay peligro, tu gato ni ha tenido ni tiene toxoplasmosis.
  • Tiene IgG pero no IgM: significa que en algún momento del pasado estuvo en contacto con el microorganismo pero la infección no es actual sino antigua. Esto significa que no excreta huevos de toxoplasma en las heces y por tanto no hay peligro para ti ni tu embarazo.
  • Si tiene igM significa que la infección es reciente y que por tanto podría estar eliminando huevos en heces.

Tu analítica en el médico

Tú también te puedes hacer pruebas para toxoplasmosis. Y también pueden pasar varias cosas:

  • Das positivo: Quiere decir que en el pasado estuviste en contacto, tienes defensas y no hay peligro para tu embarazo aunque tu gato tuviera toxoplasmosis y te volvieras a contagiar.
  • Das negativo: No tienes defensas contra toxoplasmosis. Tienes que seguir una serie de pautas como precaución para no contagiarte de toxoplasmosis durante el embarazo.

Pautas de precaución

  • No manipular las heces de tu gato (que alguien limpie por ti la bandeja de arena).
  • Vigilar la cocción de la carne y la higiene general de la comida, ya que es más probable contagiarte por la comida que por tu gato.

Resumiendo

toxoplasmosis en el gato

Espero que este artículo te haya servido para entender mejor la toxoplasmosis felina.

Artículos relacionados:

artículos de Letra de Veterinario