En este artículo hablaré de:

Cosas a tener en cuenta antes de incorporar un perro a tu familia

Puede que hayas visto un simpático cachorro por la calle, o tu hijo te ha dicho que quiere un perrito, quizá una vecina te ha comentado lo bien que se lo pasa corriendo por el parque con su perrita… En definitiva, te estás planteando tener un perro.

Vivir con un perro es una fantástica idea. Hacen muchísima compañía, son inteligentes y divertidos, y te pueden acompañar en multitud de actividades. Un perro es un amigo. Pero no todo son buenas noticias. Tener perro es ser responsable de un ser vivo con una serie de necesidades -comida, atención, juego, visitas veterinarias- de las cuales nos tendremos que ocupar durante toda su vida. Pasaremos a analizar todos estos factores para que puedas decidir si tener un perro es una buena idea para ti.

Necesitarás:

  • Dinero
  • Tiempo
  • Paciencia y ganas

    Perro con niña

    Tener perro es muy positivo para los niños

El factor económico: adquisición, alimentación y cuidados veterinarios de un perro

El primer aspecto a considerar será el tema económico. No es algo menor, porque tienes que asegurarte de poder cubrir las necesidades de un ser que dependerá de ti durante muchos años.

Adoptar al animal (o comprarlo)

Por un lado, hay considerar el gasto que comporta hacerse con el animal. Comprar un perro de un criador de perros de raza o una tienda de animales no es barato, aunque a medida que el animal se hace mayor en sus instalaciones, suelen bajar el precio para tratar de venderlo. Comprar un animal vivo no me parece una opción ética, así que no te lo recomiendo. En otro artículo hablaré de por qué no me parece una buena idea.

Las asociaciones protectoras de animales, y los centros de acogida de perros abandonados, son una opción excelente, y probablemente la más responsable. Las mal llamadas perreras nos entregan el perrito desparasitado, vacunado, y normalmente esterilizado, por mucho menos dinero del que nos costaría hacer esos trámites en un centro veterinario. En la mayoría de estos refugios de animales, hay muchísimos perros, de todos los tipos, tamaños, y edades, y es fácil incluso encontrar razas como dálmatas, bulldog inglés y bulldog francés, rottweilers y otras, por lo que elegir no será un problema. Además, normalmente te asesoraran sobre su carácter y otras cosas que debas saber. Esta opción me parece muchísimo más ética.

Gastos veterinarios

Las atenciones veterinarias pueden comportar un gasto importante. Si tienes suerte, tu perro tendrá buena salud y sólo necesitará los gastos periódicos normales. Si no tienes tanta suerte, puede ponerse enfermo o tener un accidente y requerir más gasto. En todo caso, tienes que ser capaz y estar dispuesto a aceptar realizar los gastos necesarios para dar a tu perro una vida adecuada. Es decir, tienes que tener el suficiente dinero para poder atender tanto los gastos periódicos normales como un gasto sobrevenido en caso de enfermedad o accidente. Si no es así, puedes encontrarte con un problema importante, por ejemplo, que tu perro se rompa un dia un hueso y no poder asumir (o no querer asumir) los gastos de una cirugía que puede valer 1000 euros por ejemplo.

Los gastos normales veterinarios son, entre otros:

  • Revisiones veterinarias por problemas leves
  • Vacunas, normalmente anuales
  • Desparasitaciones (externas e internas)
  • Microchip identificativo (una vez en la vida)
  • Esterilización (muy recomendable, y sólo se hace una vez en la vida)

Los gastos especiales imprestos pueden ser:

  • Cirugías (fracturas, etc)
  • Hospitalización por enfermedades
  • Pruebas diagnósticas (radiografías, analíticas…)

Otro gasto que puedes necesitar es el de contratar un veterinario especialista en comportamiento y/o un educador canino en caso que haya algún problema de comportamiento.

Un cachorrito estará con nosotros muchos años

Un cachorrito estará con nosotros muchos años

Otros gastos

En cuanto al aspecto económico, no debemos olvidar que los perros comen, y pueden comer mucho. Alimentarlos con pienso para perros es lo más recomendable y barato, pero no deja de ser un pequeño gasto periódico vitalicio.

También tienes que tener en cuenta que un perro, ya sea jugando o porque se siente solo, puede romper cosas en tu casa y comportar un gasto extra de dinero.

Factor tiempo: un perro necesita dedicación

Tendrás que tener en cuenta si puedes y quieres dedicarle el tiempo necesario a tu nuevo amigo. Un perro es un animal social que necesita compañía de humanos, tiempo para aprender a salir por la calle de manera civilizada, a hacer sus necesidades fisiológicas en los lugares adecuados, y jugar y pasear varias veces al día.

Si inviertes tiempo en la educación de tu perro la experiencia será muy satisfactoria y generalmente el resultado será un animal equilibrado, que podrás llevar a cualquier sitio y nunca te dará problemas. Si no dedicas tiempo a socializarlo, acostumbrarlo a personas desconocidas, ruidos, pasear por la calle, orinar en el lugar correcto, jugar.. tendrás muchas posibilidades de obtener un perro poco equilibrado, nervioso o un perro miedoso que será una fuente de problemas durante muchos años.

Además, tu perro necesitará salir a pasear incluso su llueve, hace frio, o juega tu equipo de fútbol preferido. Y necesitará de tus atenciones y de tu compañía aunque ese día hayas trabajado mucho y estés cansado. Tienes que tener tiempo y también ganas de dedicar parte de tu tiempo libre a tu mascota.

¿Cuánto vive un perro?

Por último, no debemos olvidar que un perro suele vivir entre diez y quince años (lo detallo más en esta entrada). Tienes que tener eso presente, que es mucho tiempo, y preveer que en ese tiempo la vida puede cambiar: que dentro de unos años nos queramos mudar, o que al cabo del tiempo nuestros ingresos mengüen, o que tengamos un hijo… Hay que prever posibles cambios en la vida y pensar si son compatibles con vivir con un perro.

En las Protectoras hay perros preciosos y buenísimos esperándote

En las Protectoras hay perros preciosos y buenísimos esperándote

Tener perro tiene que ser una decisión meditada

La idea de este artículo no es desanimarte de tener un perro, sino que lo pienses bien. La idea es disminuir la cantidad de perros abandonados por razones como las que he expuesto. Lo veo cada día en mi trabajo.

Si reflexionando sobre todo esto, sigues convencido de que adoptar un perro es una buena idea para tu vida… ¡Adelante! Te esperan momentos divertidos, risas y juegos al lado de un compañero fiel e incansable.