En este artículo vamos a hablar de las pulgas. Son tan frecuentes las infestaciones por pulgas en los perros y gatos que veo en la consulta, que merece la pena hacer un repaso de la información que hay sobre este parásito. Así pues, veremos:

  • Qué son las pulgas
  • Qué enfermedades contagian
  • Cómo prevenirlas
  • Cómo combatirlas si nuestro perro o gato tiene estas simpáticas compañeras encima

¿Qué son las pulgas?

Las pulgas son insectos y son parásitos externos de muchos mamíferos. Existen diferentes especies de estos bichillos, que infestan a gatos, perros, y a muchas otras especies de animales. Los ejemplares adultos viven en la superficie de los perros y los gatos, y se alimentan de su sangre, que succionan con la boca. Entonces ponen huevos en el huesped, y estos caen al entorno (la cama de los animales, por ejemplo). De estos huevos se desarrollan unas larvas. Las larvas viven también en el ambiente hasta alcanzar la forma adulta de este insecto, que vivirá de nuevo en el animal.

Ejemplar de pulga adulta

Ejemplar de pulga adulta

¿Cómo sé si mi perro tiene pulgas?

Si el número de pulgas que tenga tu animal es alto, podrás ver las pulgas simplemente mirando atentamente la piel entre el pelo del animal, o pasando los dedos a contrapelo. También son fáciles de ver en la barriga, ya que la densidad de pelo es menor. Si las ves de esta manera, verás unos bichitos pequeños y negros que corren entre el pelo.

Aquí puedes ver una pulga que grabé mientras corría entre el pelo de una paciente:

Si tu perro o gato tiene muy pocas pulgas, puede ser complicado que las veas. En ese caso, lo más fácil de ver son las heces de las pulgas, que es una especie de caspa negra (unos puntitos negros que no se mueven) que queda entre el pelo.

Recuerda que si tienes más de un animal y a uno le ves pulgas, seguro que todos tus perros o gatos tienen, y tienes que poner tratamiento a todos ellos.

Heces de pulga entre el pelo de un perro

Heces de pulga entre el pelo de un perro

Problemas que causan estos insectos

Estos bichillos pueden ser una molestia relativamente leve para muchos animales. Sin embargo, en otros casos pueden causar enfermedades:

  • Anemia: En casos de animales muy infestados, especialmente cuando son jóvenes o tienen otras enfermedades que los debilitan
  • Dermatitis alérgica a la picadura de pulgas (DAPP): Hay animales que tienen alergia a la saliva de las pulgas. En este caso, una infestación incluso de pocas pulgas, puede provocar picor muy intenso y mucho malestar. Típicamente, los perros afectados por DAPP presentan una alopecia en la zona dorsal lumbar, que puede complicarse o no con infección de piel.
  • Transmisión de parásitos: Las pulgas pueden transmitir un parásito intestinal llamado Dipylidium caninum, cuando se rascan con la boca y accidentalmente ingieren alguna pulga. En este artículo comentan en detalle aspectos de esta parasitosis intestinal relacionada con estos insectos.

Por cierto si tienes que llevar a tu gato al veterinario quizá te interese mi artículo sobre cómo usar un transportín.

Las pulgas y los humanos

Cachorro infestado de pulgas

Cachorrito que entró a la protectora infestado de pulgas. Son todos esos puntos marrones que le corren por la cara.

Las pulgas de las ratas (pulgas totalmente diferentes a las de nuestros perros y gatos) pueden transmitir el tifus y la peste. Las pulgas de los perros y los gatos no transmiten estas enfermedades, pero sí pueden picar ocasionalmente a las personas.

Cómo prevenir y tratar las pulgas

La prevención y el tratamiento contra las pulgas van de la mano, ya que muchos productos a la vez que protegen de la infestación durante cierto tiempo, también eliminan las pulgas si las hay.

Los productos contra estos insectos se pueden clasificar por su presentación en:

  • Collares: Eliminan y protegen durante un cierto tiempo. Suelen tener una acción de larga duración, aunque cuando la infestación es muy numerosa es posible que por sí solos sean insuficientes.
  • Spot-on: Es lo que se conoce como «pipetas». Se trata de un líquido que se pone sobre la piel, generalmente en la zona de la espalda (ya que ahí el animal no llega a lamerse). Este líquido, que parece un aceite, se absorbe y se almacena en la piel del animal, matando los parásitos si los hay y protegiendo durante un cierto tiempo de nuevas infestaciones.
  • Pastillas: Una forma muy cómoda, existen comprimidos de administración oral que matan a las pulgas y en algunos casos protegen durante un tiempo.
  • Otros formatos: champús, lociones, sprays… no son productos que yo recomendaría, ya que son más difíciles de aplicar. En mi opinión es más fácil que causen problemas de intoxicación accidental al animal o a nosotros. Su eficacia es más errática.

Os recomiendo encarecidamente que invirtáis un poco de dinero en buenos antiparasitarios. Cada uno de los productos a la venta, de diferentes marcas, tiene unas características propias:

  • parásitos de los que protege
  • tiempo y duración de la acción
  • precauciones
  • edad a partir de la cual se puede poner

Es muy importante que pidamos información al veterinario en el que compremos el producto, y adquiramos un antiparasitario de calidad.

Otro artículo interesante sobre salud animal: cuando la vacuna sienta mal a tu perro.

Artículos de letra de veterinario