Por qué esterilizar a tu perro o gato

¿Por qué esterilizar a tu perro o gato? En este artículo, voy a exponer las razones por las que considero la esterilización algo esencial, imprescindible y obligatorio para cualquier persona que quiera a su animal. Ya comenté en este artículo los cuidados que hay que tener antes de la esterilización de tu animal, y en este otro, los cuidados del postoperatorio.

Aquí hablaré de los beneficios de la esterilización para la salud, para el comportamiento y para la calidad de vida de tu perro o gato y de ti como persona que convives con él.

Me parece una entrada muy importante, porque creo que es esencial concienciar de la importancia de la esterilización para mejorar el bienestar de todos los gatos y perros que conviven con nosotros.

Las camadas indeseadas, y los regalos de perros y gatos, favorecen los abandonos, y crean la superpoblación que llena las protectoras, refugios y perreras de animales estupendos que se pudren entre rejas esperando a alguien que les quiera.

Puedes mirar esta infografía del estudio de la Fundación Affinity para ilustrar el problema del abandono. También te dejo el video que han elaborado con los mismos datos:

El menú de hoy será:

  1. Diferencias entre castración y esterilización
  2. Cómo es la esterilización de un animal
  3. Beneficios de la esterilización en la salud de tu perro o gato
  4. Beneficios de la esterilización en el comportamiento de tu animal
  5. ¿A qué edad hay que esterilizar a mi perro o gato?
  6. El control de la población
  7. La esterilización química: una alternativa nada recomendable
  8. Falsos mitos sobre la esterilización
  9. Posibles problemas en la esterilización de tu animal
  10. Mi perro sigue montando perras y está esterilizado
  11. Esterilizar a mi perro o mi gato es muy caro

Diferencias entre castración y esterilización

Yo suelo usar las dos palabras, castración y esterilización, como sinónimos, ya que siempre que esterilizo a un perro o un gato es castrándolo. Pero esterilizar y castrar no es exactamente lo mismo.

  • Esterilizar, es hacer que un animal deje de ser fértil, es decir, no pueda tener descendencia. Esto puede hacerse de diferentes maneras: mediante medicamentos, técnicas quirúrgicas como la vasectomía, o castrando.
  • Castrar, es una manera de esterilizar en la que se eliminan los órganos sexuales. En el caso de los machos, se eliminan los testículos, y en el caso de las hembras los ovarios.

En resumen, castrar es una manera concreta de esterilizar a un animal.

Si me preguntas qué opino que es mejor, si esterilizar o castrar… te respondo sin dudarlo que lo mejor es castrar a tu perro o gato.

Luego te lo explicaré en detalle, pero castrando, además de evitar que tu animal pueda tener descendencia, también puedes conseguir prevenir enfermedades, o mejorar su comportamiento. Esto es porque al eliminar los órganos sexuales también desaparecen las hormonas sexuales.

El 99% de las esterilizaciones que se hacen en las clínicas veterinarias, son castraciones.

Cómo es la esterilización de un animal

Te voy a explicar un resumen del procedimiento que, con toda seguridad, hará tu veterinario si llevas a tu perro o a tu gato a esterilizar. Fíjate que hablo de la esterilización y la castración como si fueran lo mismo, ya que la mayoría de esterilizaciones que se hacen son castraciones.

Machos

Las castraciones de los machos, tanto perros como gatos, son muy parecidas. La castración consiste en la eliminación quirúrgica de los testículos. Es una cirugía relativamente sencilla y rápida. La recuperación es inmediata: al día siguiente a la cirugía, el perro o el gato prácticamente están como si no hubiera pasado nada.

En la especie canina, se hace un pequeño corte en la zona previa al escroto, sobre la base del pene. Entonces se exteriorizan los testículos, se ligan los vasos y se eliminan las gónadas.

En los gatos, el corte se hace justo sobre el escroto, entre los dos testículos. Los testículos se exteriorizan y se ligan los vasos como en el caso anterior. Luego se quitan. En los gatos no suele suturarse la herida del escroto, y se deja que cure sola. Así se inflama menos.

Hembras

La cirugía para castrar una hembra es igual en las perras y en las gatas.

Se hace un pequeño corte en la línea media del abdomen (o en algunos casos en un lateral, sobretodo en gatas). Entonces se localizan y eliminan los ovarios, los cuernos de la matriz y la matriz, antes de cerrar de nuevo el abdomen. Esto es lo que se llama ovariohisterectomía, y es la manera más recomendable de hacerlo. En algunos casos se hacen sólo ovariectomías, es decir, quitar sólo los ovarios.

La mayoría de veterinarios hacemos ovariohisterectomías porque ayuda a prevenir enfermedades como infecciones de matriz, como luego te comentaré.

Cuidados después de las castraciones quirúrgicas

En este artículo, expliqué muy en detalle los cuidados necesarios después de la esterilización de tu animal. Sintetizando, te puedo decir que la recuperación es muy rápida y los cuidados son muy fáciles. En resumen, se trata de:

  • Poner una campana o collar isabelino a tu perro, perra o gata (en los gatos machos no suele ser necesario). Esto sirve para evitar que se toquen los puntos y se los puedan sacar. Hay que mantenerla hasta 10 días.
  • Administrar el tratamiento que tu veterinario te prescriba. Normalmente es un antiinflamatorio, y en algunos casos, también un antibiótico.
  • Hacer algunas curas en la herida, generalmente con yodo y unas gasas.

Los animales hacen vida normal en muy pocos días: los machos al día siguiente, y las hembras, en dos o tres días según el caso.

Para esterilizar, se rasura previamente la zona de trabajo

Siempre se rasura la zona de la cirugía

Beneficios de la esterilización en la salud de tu perro o gato

Machos

Como he comentado, en los machos se eliminan los testículos. En cuestión de un mes, disminuye enormemente la cantidad de testosterona en el cuerpo. Estos hechos tienen beneficios en la salud de tu animal:

  • No puede desarrollar tumores de testículos, como sertolinomas, ya que no tiene testículos.
  • Algunas enfermedades de la próstata, como la hiperplasia prostática, no aparecerán ya que están directamente relacionadas con la presencia de testosterona.
  • En perros, disminuye el riesgo de padecer fístulas perianales.
  • En el caso de los gatos, disminuye la probabilidad de contraer enfermedades infecciosas como la inmunodeficiencia felina, ya que disminuye la conducta sexual y de agresividad entre machos.

Hembras

En las hembras se eliminan los ovarios, la matriz, y las hormonas sexuales. Esto hace que:

  • Tengan menos probabilidades de tener tumores de mama, que están relacionados con las hormonas sexuales. Sobretodo si se esterilizan de jóvenes.
  • No puedan tener piometra, infección de matriz. Esta enfermedad es frecuente en perras no esterilizadas y puede ser mortal.
  • No pueden tener quistes o tumores ováricos ni de matriz.
  • No tendrán hiperplasia vaginal, que es un problema relacionado con las hormonas sexuales.

Beneficios de la esterilización en el comportamiento de tu animal

Además de los beneficios para la salud enumerados antes, castrar a tu animal tiene una serie de beneficios a nivel del comportamiento de tu perro o gato.

Al esterilizar, se eliminan las hormonas sexuales del organismo. Esto hace que disminuyan o se eliminen todos los comportamientos relacionados con las hormonas sexuales.

Machos

Tanto en perros macho como en gatos macho, los principales comportamientos que vienen controlados por las hormonas sexuales son:

  • Marcaje con orina
  • Agresividad entre machos
  • Conducta sexual de monta
  • Escapismo y vagabundeo en busca de compañera

Son comportamientos que pueden ser muy molestos: un gato que marca y orina por toda la casa es dificilmente soportable, o que tu perro se escape en busca de hembras puede hacer que sufra un accidente.

Todas estas conductas disminuyen mucho cuando desaparece la testosterona, la hormona sexual de los machos. Después de castrar, la testosterona permanece aproximadamente un mes en el organismo. Luego, cuando desaparece, se observa una disminución o desaparición de los comportamientos nombrados, sobretodo si la castración se hace cuando el animal aún es joven.

Hembras

Las conductas que son derivadas de hormonas sexuales son:

Perras:

La conducta derivada de las hormonas sexuales más frecuente en perras es el embarazo psicológico.

El embarazo psicológico o pseudogestación

La pseudogestación o embarazo psicológico es un estado de la hembra en la que, sin estar embarazada:

  • Hace conducta de nido (se esconde en una “guarida” que se hace ella misma, por ejemplo en un rincón entre ropa, “adopta” muñecos..)
  • Tiene leche en las mamas

Es un estado normal, no es una enfermedad. Sin embargo, puede ser molesto, e incómodo para la perrita. Además, las mamas con leche pueden infectarse.

Cuando castramos a la perra, nunca más tendrá embarazo psicológico. Además, tampoco tendrá el celo cada 6 meses aproximadamente, por lo que no tendrá pérdidas de sangre y no manchará.

Gatas:

La conducta de celo de las gatas es muy molesta

Las gatas, cuando es época de celo, entran en celo con mucha frecuencia y tienen una conducta muy llamativa. Están nerviosas, mimosas, maullan mucho y pueden escaparse en busca de pareja si tienen oportunidad.

Al esterilizar, estarán más relajadas, no maullarán tanto y tendrán menos tendencia de escaparse.

¿A qué edad hay que esterilizar a mi perro o gato?

Puedes decidir esterilizar a tu animal durante toda su vida. Sin embargo, yo recomiendo hacerlo cuando es joven, sobre los 6 meses de edad. Estas son las razones:

  • Está demostrado que, si se esterilizan antes del primer celo las hembras, el efecto protector sobre los tumores de mama es máximo.
  • La desaparición de los comportamientos sexuales molestos es más eficaz si castramos joven a nuestro animal. Si es mayor, puede haber aprendido los comportamientos sexuales y no se eliminan tan bien con la castración.
  • Algunas enfermedades como las infecciones de matriz o los tumores, están relacionados con la edad. Son más probables en animales mayores. Por tanto si esterilizamos a una edad joven a nuestro animal, lo estaremos protegiendo más y mejor.
  • La anestesia es más segura cuando el animal es joven si está sano.

Por lo tanto, la mejor edad para esterilizar es sobre los 6 meses.

Sin embargo, como ya he dicho, se puede hacer a cualquier edad. Incluso si es viejito, si le haces un buen chequeo preoperatorio (con analítica sanguínea, electrocardiograma…) y todo está bien, el riesgo es mínimo.

El control de la población

Esteriliza a tu perro o gato

Cuando hablamos de por qué esterilizar, para mí, el control de la población es una de las razones más importantes para hacerlo. Permíteme que me extienda un poco y te explicaré por qué.

Yo he trabajado en protectoras de animales. Están llenas de perros preciosos, buenos, jóvenes, viejos, sanos, enfermos… Todos están ahí, esperando un hogar. Algunos tienen suerte. Otros esperan años.

También están llenas de gatos y gatitos, esperando una casa.

Muchos de estos animales están ahí, porque han sido abandonados. Porque muchos se crían en pisos y casas de gente a la que le hacía ilusión tener cachorritos. Gente que pensaba que los iba a poder dar a sus conocidos, a sus amigos, a sus vecinos.. y les iba a poder dar un hogar. Personas bienintencionadas.

Pero la realidad es que cuesta mucho encontrar un hogar a un perro o a un gato porque hay muchos. Y que, la gente, coge un perrito o un gatito que le ofrece el vecino, o un amigo, porque son monísimos, pequeñitos, porque lo han reflexionado poco y porque son gratis normalmente.

Pero luego crecen, dan problemas… y acaban en la calle.

Es la triste verdad. Por supuesto, hay excepciones. No todos los animales tienen ese origen ni esa historia. Pero es muy frecuente. Tan frecuente que hay que ponerle freno, para evitar que miles de perros y de gatos que podrían dar y recibir cariño y felicidad, se pudran entre rejas.

Por eso, es esencial que esterilices a tu animal. Para que, si es hembra, no se quede embarazada sin querer en un paseo o un día que se te escape, o o que se te pierda. Para que no monte a una perra o gata y la deje preñada si tu animal es macho. Y así, no repitamos el ciclo.

Hay muchos animales esperando un hogar y amor. No les quites el sitio criando más animales. No hagas que los cachorros que nazcan de tu perra o gata, acaben entre rejas.

La esterilización química: una alternativa nada recomendable

Existen fármacos que esterilizan y suprimen el celo de perras y gatas. Se utilizan más frecuentemente en gatas, ya que su celo es muy molesto para los propietarios. También se usan en colonias de gatos callejeros.

No me parecen nada aconsejables por las siguientes razones:

  • Tienen muchos efectos secundarios. Entre ellos, aumentan enormemente el riesgo de que tu gata padezca:
  • Tumores (neoplasias) de ovarios o matriz
  • Infección de matriz (piometra)
  • Diabetes
  • Además, no son un método eficaz de control de la población.

Existe también una sustancia que, en perros macho, se administra como un pequeño implante subcutáneo, y esteriliza al perro durante 6 meses. No parece tener tantos efectos secundarios, pero no es un método definitivo, por tanto no es bueno como control de la población.

letradeveterinario.com

Falsos mitos sobre la esterilización

Cuando, a un cliente, o adoptante, le hablo de por qué esterilizar a su perro o gato, a veces me comenta argumentos en contra que ha oído en algún lugar, o se lo han dicho en el parque, o lo ha leído en internet. Voy a analizar unos cuántos falsos mitos sobre la esterilización:

Los animales esterilizados engordan

Cierto. Pero no es algo inevitable. El equilibrio hormonal de los animales esterilizados cambia, y está demostrado que se hacen más proclives a engordar. Además, su edad va aumentando. Esto va acompañado de un aumento del sedentarismo y de la facilidad para engordar. Sin embargo, la grasa no viene por arte de magia. Si controlas lo que come tu perro o gato, y lo estimulas a tener una vida activa, no tiene por qué engordar.

Dejan de ser machos o hembras

Esta frase la he escuchado alguna vez pero no sé qué quiere decir. Quizá la duda es sobre si cambian. Tu perro o perra, gato o gata, será exáctamente el mismo después de esterilizar. Con el mismo carácter, los mismos gustos, y las mismas ganas de jugar.

Operarlos es doloroso y lo pasan mal

Es cierto que es una cirugía. Y las cirugías pueden doler un poquito. Pero hoy en día, se utilizan prácticamente las mismas técnicas anestésicas y analgésicas que en medicina humana, y se cuida muchísimo que no tengan dolor.

Lo más importante es que cuando decidas esterilizar a tu animal, te asesores bien, y busques un centro veterinario en el que confíes y que tengan en cuenta todo esto.

La inmensa mayoría de perros y gatos se recuperan muy rápidamente y sin problemas ni dolor.

Tienen que criar al menos una vez en la vida

¿Por qué van a tener que criar una vez en la vida? ¿O dos? ¿O veinte? A las perras y las gatas les da absolutamente igual criar o no criar. Cuando no están esterilizadas, están sometidas a los vaivenes de las hormonas y muestran comportamiento sexual. Pero no necesitan criar para nada, y están absolutamente igual después de haber criado que si no hubieran criado nunca. ¿Las mujeres necesitan criar una vez en la vida? No tiene sentido.

Pierden olfato

No, no es así. Las hormonas sexuales no tienen ningún rol importante en el sentido del olfato del perro. Tampoco los perros esterilizados son peores deportistas.

Si se castran jóvenes crecen menos

No, de hecho hay algunos estudios que dicen que crecen un poco más.

Es muy peligroso

Una cirugía siempre tiene un pequeño riesgo, y quien diga lo contrario miente, tanto en personas como en animales. Pese a eso, se trabaja con protocolos de anestesia muy actualizados, y la seguridad de la anestesia y la cirugía ha mejorado mucho en los últimos años.

Las castraciones, tanto de machos como de hembras, son cirugías de rutina, en las cuales los cirujanos veterinarios están bien entrenados. El riesgo, aunque existe, es muy pequeño.

Si se castran se tranquilizan

Como he explicado antes, castrar elimina las hormonas sexuales. Por tanto, se eliminan o reducen las conductas que dependen de las hormonas sexuales. Puede ser que se “tranquilicen” en ese sentido. Dejan de perseguir hembras, o de escaparse…

Pero no se tranquilizan en ningún otro aspecto. Si un perro o gato es nervioso, continúa siéndolo. Si es juguetón, continúa siéndolo. Si demanda muchas atenciones, o si llora cuando se queda sólo en casa, o si rompe cosas… la castración no cambiará eso. No son conductas que dependan de las hormonas sexuales.

Posibles problemas en la esterilización de tu animal

Las complicaciones anestésicas son mínimas, aunque son posibles.

En cuanto a las complicaciones quirúrgicas, son también muy infrecuentes, aunque esta descrito que puede haber:

  • Hemorragias
  • Ligadura de uréteres
  • Ovarios remanentes
  • Piometras del muñón uterino

Son muy raras, y suceden muy pocas veces.

En cambio sí hay una complicación, que sucede en el postoperatorio, que es algo más frecuente, sobretodo en hembras de perra y gata:

Que se toquen la herida y se quiten los puntos

Pasa con cierta frecuencia, y por eso recomiendo que, si llevas a tu perrita o gata a esterilizar, luego le pongas una campana, cono o collar isabelino durante unos 10 días, que es lo que tarda la herida en cerrarse. Así, no se podrá tocar los puntos y curará bien.

Por qué esterilizar a tu perro o gato

Mi perro sigue montando perras y está esterilizado

Los perros pueden seguir teniendo conducta de monta aunque esten castrados. Si se han castrado no muy jóvenes, pueden haber tenido tiempo de aprender la conducta, de manera que la castración es menos eficaz. En ese caso, en presencia de hembras, pueden hacer monta. Evidentemente, jamás dejarán preñada a una perra.

También pueden montar a otros machos, o incluso a personas, por estrés, juego, u otras razones que no tienen nada que ver con la sexualidad. Las perras también pueden mostrar conducta de monta por las mismas razones.

Esterilizar a mi perro o mi gato es muy caro

La cirugía de la castración vale dinero. Esta cifra oscila en función de si se trata de un perro o un gato, del tamaño del perro, de si haces pruebas preoperatorias, y del centro veterinario que sea.

Pero no suele ser caro. Entiendo que 300 o 400 euros son una cantidad de dinero respetable. Pero estamos hablando de un cirugía, hecha por un profesional altamente cualificado, con material que a su vez, al veterinario le cuesta muy caro. Estamos hablando de la salud de nuestro animal, y de que es un acto que se realiza una única vez en la vida. No es lo mismo costoso, que caro.

Además, la Fundación Faada promueve periódicamente la campaña “Sóc Responsable”, mediante la cual muchos centros veterinarios realizan esterilizaciones a precios reducidos.

todas las entradas de letradeveterinario.com