Vamos a hablar del coronavirus felino y las enfermedades que provoca en los gatos, especialmente la peritonitis infecciosa felina o PIF.

Los coronavirus son una familia de virus que infectan diferentes especies animales. La gran mayoría son específicos de cada animal (uno del gato no puede infectar a un humano, y viceversa).

Comentaré en forma de titulares y respuestas cortas para ser lo más conciso posible las particularidades de esta enfermedad del gato. Sé que es una enfermedad que genera mucha inquietud y sufrimiento. Además, debido a lo que estamos viviendo en estas fechas hablaré también brevemente del coronavirus que protagoniza la actual pandemia humana del covid-19.

Índice:

  1. Qué es el coronavirus felino y qué es la peritonitis infecciosa felina
  2. El PIF de los gatos y el contagio a humanos
  3. ¿Qué síntomas da el PIF?
  4. Esperanza de vida de un gato con PIF
  5. Cómo diagnosticar el coronavirus (y el PIF) en gatos
  6. Tratamiento del PIF en gatos
  7. Prevención de la peritonitis infecciosa felina

Y la propina: Conclusiones y resumen

Qué es el coronavirus felino

El coronavirus felino es un virus que infecta a gatos.

El ciclo de este virus es orofecal. El virus sale en las heces de gatos infectados, y otros gatos se contagian al ingerir estos virus cuando comen o se acicalan, o a través de objetos compartidos contaminados (fómites). Es de contagio muy fácil y casi inevitable.

¡Atención! ¡Este coronavirus felino puede causar dos cosas diferentes!

  • Lo más habitual es que esta infección provoque una diarrea leve durante pocos días, e incluso puede no dar ningún síntoma.
  • Un muy pequeño porcentaje de casos desarrollan peritonitis infecciosa felina o PIF, una enfermedad muy grave.


Qué es la peritonitis infecciosa felina

En algunos casos y de forma infrecuente, el coronavirus felino puede mutar y provocar la peritonitis infecciosa felina o PIF. El PIF es una enfermedad muy grave, mortal en la mayoría de los casos.

El coronavirus felino es muy frecuente

No se sabe exactamente por qué en algunos casos el virus muta provocando la PIF, aunque se cree que hay algunos factores predisponentes:

Edad: Hay dos momentos donde el desarrollo de PIF es más probable: en gatos menores de 18 meses y en gatos mayores de 12 años.

  • Tipo de respuesta inmunitaria
  • Estrés: cambio de domicilio, visitas al veterinario, cirugía de esterilización…
  • Presencia de otras enfermedades
  • Genética

Sabemos que la prevalencia (el número de gatos infectados) por coronavirus es muy alta (se barajan cifras del 40%, o incluso de hasta el 80% en gatos de refugio), y sin embargo un porcentaje muy muy bajo de gatos desarrollan PIF debido a la mutación del coronavirus felino.

El PIF de los gatos y el contagio a humanos

Es normal que te preguntes si el coronavirus felino tiene alguna relación con el coronavirus que causa la actual pandemia, covid 19.

  • El coronavirus felino y el coronavirus de la pandemia covid-19 solo tienen en común que son dos virus de la familia de los coronavirus. Son dos virus diferentes.
  • El coronavirus felino no puede infectar a personas, por tanto es imposible que en la peritonitis infecciosa felina haya contagio en humanos.
  • El coronavirus humano del covid-19 parece que no infecta gatos o que la probabilidad es baja, aunque hay algún posible caso y se requiere más investigación.
  • En cualquier caso, los gatos y los perros no suponen fuentes de contagio de coronavirus a personas, ni del coronavirus felino ni tampoco del covid-19.

En esta otra entrada, hay información y enlaces a diferentes informaciones relativas al coronavirus humano covid-19 en mascotas.

¿Qué síntomas da el PIF?

El coronavirus felino provoca una gastroenteritis, generalmente leve, en los gatos infectados. Los síntomas son indistinguibles de otras enfermedades leves felinas, y generalmente las propias defensas eliminan la infección. En algun caso, el virus puede mutar y provocar la peritonitis infecciosa felina, el PIF.

Los síntomas y las lesiones de la peritonitis infecciosa felina pueden ser muy diversas:

  • Fiebre recurrente
  • Apatía
  • Pérdida de peso o déficits de crecimiento
  • Ictericia
  • Alteraciones laboratoriales: hiperglobulinemia, anemia, leucocitosis, y en algunos casos azotemia y alteraciones en parámetros hepáticos

Suele hablarse de dos tipos de PIF:

  • «Pif húmedo». En este caso los gatos presentan líquido en las cavidades abdominal y/o torácica. Sin embargo, hay otras enfermedades que también causan estos síntomas, que no son exclusivos del PIF.
  • En otros casos de PIF no se producen estos derrames abdominales y pleurales. Esta forma «no efusiva» de PIF puede causar apatía, adelgazamiento, lesiones oculares, neurológicas o temblores entre otros síntomas. En muchos casos ambos cuadros (húmedo y no efusivo) se solapan.
El pif en gatos suele cursar con liquido libre abdominal, como se ve en esta ecografía

Esperanza de vida de un gato con PIF

El PIF suele ser una enfermedad de evolución rápida y fatal en la mayoría de los casos. Si tu pregunta es si la peritonitis infecciosa felina tiene cura, lamentablemente la respuesta a día de hoy es que no.

Cómo diagnosticar el coronavirus y el PIF en gatos

No hay pruebas definitivas que permitan diagnosticar PIF en gatos.

El diagnóstico se alcanza valorando conjuntamente la información obtenida con:

  • El examen físico
  • La analítica sanguínea
  • El análisis del líquido del derrame abdominal o pleural si lo hay
  • La serología o PCR para coronavirus felino
  • Test de Rivalta
  • Los tests más definitivos: inmunohistoquímica de biopsias e inmunofluorescencia de efusiones

Por supuesto, si tu veterinario sospecha de esta enfermedad puede recomendarte hacer diversas pruebas diagnósticas: radiografías, ecografías, varias analíticas… Todos estos exámenes complementarios servirán para poder detectar otros procesos si los hay y también para ir acumulando indicios que permitan hacer el diagnóstico de pif en tu gato (o descartarlo).

Es importante tener en cuenta que un positivo en una serología o PCR para coronavirus felino sólo indica que el gato ha tenido contacto con el virus o que tiene el virus, no que tenga PIF.

Tratamiento del PIF en gatos

El tratamiento consiste principalmente en combatir los síntomas. Hasta ahora no se conocen tratamientos eficaces, aunque algunos antivirales pueden estar dando buenos resultados en algunos estudios. Estos medicamentos todavía no están disponibles de forma amplia y segura, y lamentablemente se puede afirmar que el pif no tiene cura a día de hoy.

Cómo prevenir la peritonitis infecciosa felina

La prevención es difícil ya que el coronavirus es muy frecuente y es asintomático en la mayoría de los casos.

La peritonitis infecciosa felina suele causar apatía y decaimiento en gatos

Gatos caseros (gatos indoor):

  • El PIF es muy infrecuente en gatos caseros.
  • Se recomienda evitar situaciones de estrés, dar buena alimentación, vacunar, desparasitar, y en general mantener al animal en el mejor estado de salud posible.
  • Conservar siempre la bandeja de arena limpia y lejos de la comida y el agua.
  • Se pude valorar testar para coronavirus a un gato nuevo antes de introducirlo en el hogar.

Gatos que viven en colectividades:

Es complicado eliminar este virus completamente. Para disminuir el riesgo de contagio se recomiendan una serie de buenas prácticas:

  • Evitar los grupos grandes de gatos.
  • Tener al menos una bandeja de arena por cada dos gatos, y que sean fáciles de limpiar y desinfectar.
  • Mantener las bandejas limpias y desinfectadas, y alejadas del agua y la comida.
  • Evitar el estrés y mantener una buena salud general de los individuos.

Hay una vacuna, aunque existen dudas sobre su eficacia y seguridad, y en mi experiencia clínica rara vez se administra en España.

Conclusiones y resumen

  1. Dos enfermedades causadas por el mismo virus: gastroenteritis o PIF
  2. En la mayoría de los gatos el coronavirus felino causa una enfermedad intestinal leve
  3. En algunos gatos muta y causa una enfermedad grave, el PIF
  4. El PIF es difícil de diagnosticar y no tiene tratamiento efectivo, siendo muy grave y letal
  5. El coronavirus felino no tiene nada que ver con el Covid-19 humano
  6. Los gatos no suponen una fuente de transmisión del Covid19
  7. El coronavirus felino no se transmite a las personas

¿Te ha sido útil este post? Te dejo algunos artículos relacionados:

Coronavirus – Covid-19 – y mascotas

Leucemia e inmunodeficiencia felinas: otros virus gatunos

Toxoplasmosis en gatos y el embarazo humano

Imagen destacada cortesía de @caleb_woods y unsplash.com