La leucemia y la inmunodeficiencia felina: los virus de gatos más temidos

Hay dos enfermedades de las que muchos propietarios de gatos habeis oído hablar, y que comparten algunas características en común, y también tienen muchas diferencias. Se trata de la inmunodeficiencia felina y la leucemia infecciosa felina.

Ambas son enfermedades causadas por retrovirus, y tienen un periodo de latencia que puede ser largo, de semanas, meses, o incluso años, antes de mostrar síntomas.

En este artículo te explicaré en qué consisten estas enfermedades y cómo se pueden prevenir y detectar.

Por cierto, si vas a llevar a tu gato al veterinario, te interesará leer esta entrada sobre cómo llevar a tu gato en transportín.

El índice de esta entrada será:

Inmunodeficiencia felina

  • Qué es la inmunodeficiencia felina
  • Qué síntomas da
  • Cómo se diagnostica la inmunodeficiencia felina
  • Cómo se trata
  • Cómo infecta y cómo se previene

Leucemia felina

  • Qué es
  • Qué síntomas da
  • Cómo se diagnostica la leucemia felina
  • Cómo se trata
  • Cómo se previene la leucemia felina

Los tests de diagnóstico en la clínica veterinaria

Inmunodeficiencia felina

Qué es la inmunodeficiencia felina (FIV)

Es una enfermedad de los gatos causada por un retrovirus estrechamente relacionado con el VIH. Afecta a la mayoría de felinos, pero no a los seres humanos. La presencia de inmunodeficiencia felina en los gatos varía mucho de una región a otra, pero es endémica en los gatos de todo el mundo. Los gatos machos y vagabundos o de vida libre o semi libre, son los que tienen más probabilidad de estar infectados.

Los gatos de vida “indoor” tienen menos probabilidades de contraer inmunodeficiencia felina

Qué síntomas da

La infección por el virus de la inmunodeficiencia felina tiene un periodo de latencia, en el que no da signos clínicos. Este periodo puede durar varios años, e incluso hay gatos que nunca desarrollarán signos clínicos de esta enfermedad.

La mayoría de signos clínicos son debidos a infecciones oportunistas que aprovechan la inmunodeficiencia. Los más frecuentes son:

  • Gingivitis o estomatitis crónica
  • Ganglios linfáticos aumentados de tamaño
  • Enfermedad renal
  • Rinitis crónica
  • Pérdida de peso

Cómo se diagnostica la inmunodeficiencia felina

Ante la sospecha de inmunodeficiencia felina, hay que realizar pruebas complementarias. Existen tests de diagnóstico rápido que permiten de una manera fiable, rápida y económica establecer si un animal es positivo o negativo a esta enfermedad. Estos tests se pueden hacer con sólo unas gotitas de sangre, en la propia clínica veterinaria. Luego te explicaré más detalles sobre ellos. No obstante, en poblaciones de bajo riesgo, hay que confirmar un resultado positivo en el laboratorio mediante otra técnica.

Los gatitos neonatos pueden ser positivos en los tests incluso hasta los 6 meses, ya que pueden tener anticuerpos procedentes de la madre, sin que signifique que sean positivos a la enfermedad. Por tanto, en caso de un positivo hay que repetir el test a partir de los 6 meses de edad del animal.

 

Cómo se trata

Que no cunda el pánico. Si tu gato ha dado positivo a FiV, puede vivir tanto como un gato negativo. ¡Ni se te ocurra pensar en la eutanasia si no tiene síntomas! Los puntos importantes del tratamiento son:

  • Hacer revisiones periódicas en tu veterinario, incluyendo control de peso y analíticas sanguíneas
  • Es esencial diagnosticar y tratar las enfermedades secundarias que pueda presentar
  • Pregunta a tu veterinario si algún tratamiento, como por ejemplo el interferón omega felino, puede ayudar a tu gato

La inmunodeficiencia felina puede no dar síntomas durante toda la vida del animal

Cómo infecta y cómo se previene

La mayoría de infecciones por FiV se adquieren por mordeduras, peleas o apareamiento de gatos infectados. El virus también puede pasar de la madre a sus cachorros. Los animales que se infectan con FiV son portadores de por vida.

Para prevenir que tu gato se infecte con el virus de la inmunodeficiencia felina, puedes adoptar las siguientes medidas:

  • Si tu gato sale al exterior, valora impedir que lo haga. Los gatos callejeros pueden transmitirle la enfermedad en alguna pelea.
  • Castrar o esterilizar a tu gato o gata. Esto disminuye las peleas y por tanto la posibilidad de contagio si sale al exterior o si convive con un animal infectado. (Aquí te hablo sobre la esterilización de tus gatos).
  • En hogares bien socializados y con los animales esterilizados, el riesgo de infección es bajo aunque uno de los animales sea positivo.

No existen vacunas eficaces contra la inmunodeficiencia felina.

Leucemia felina

Qué es

Es una enfermedad causada por el virus de la leucemia felina (Felv), un retrovirus que puede causar signos clínicos graves.

El virus se elimina por las secreciones de los gatos infectados (saliva, heces, secreciones nasales, leche). Los gatos se contagian por aseo mutuo, contacto directo o mordedura.

Los gatitos pequeños son muy sensibles a la enfermedad. Con la edad, los gatos se van volviendo cada vez más resistentes.

Es una enfermedad más grave que la inmunodeficiencia felina, y cuando provoca síntomas clínicos, puede causar la muerte.

Qué síntomas da

Los signos clínicos “visibles” son muy variables, aunque incluyen apatía y pérdida de peso. En la analítica se observa anemia y bajada de defensas (inmunosupresión). También puede causar varias variantes de una neoplasia llamada linfoma.

Además, de manera menos frecuente, puede causar enteritis (con diarreas), y problemas neurológicos periféricos.

Cómo se diagnostica la leucemia felina

Existen tests rápidos comerciales, que se pueden realizar en la misma clínica veterinaria, con unas pocas gotas de sangre del animal. Son muy fiables en general (elevada sensibilidad y especificidad), aunque en zonas de prevalencia baja se recomienda confirmar los positivos dudosos mediante otras técnicas (PCR).

Algunos gatos pueden eliminar el virus de la sangre en unas semanas. Un animal que de positivo en un test y que no tenga síntomas, debería analizarse de nuevo pasados unos meses.

Cómo se trata la infección por el virus de la leucemia felina

El tratamiento es complejo, y se basa en tratamiento de soporte y en tratar las posibles infecciones secundarias.

Los gatitos son más sensibles a la leucemia felina

Cómo se previene la leucemia felina

Además de las pautas de manejo encaminadas a evitar el contagio de un gato infectado a otro sano, existen vacunas efectivas contra el virus de la leucemia felina.

Antes de administrar la vacuna, hay que testar al animal para conocer si está ya infectado con el virus.

Los tests de diagnóstico en la clínica veterinaria

Como he comentado en las breves pinceladas sobre el diagnóstico de estas dos enfermedades, existen tests comerciales que se pueden hacer en la misma clínica veterinaria como primer paso diagnóstico de la inmunodeficiencia felina o la leucemia felina.

De hecho, muchas marcas de tests permiten hacer la prueba para ambas enfermedades con un mismo test. Este es el caso de los tests de la marca DFV, que son los que yo uso y me han dado muy buenos resultados.

Para hacer estos tests basta con extraer unas pocas gotas de sangre de tu gato o gata, realizar el test siguiendo las instrucciones del fabricante y esperar unos minutos.

¿Cuándo hacer un test de leucemia o inmuno?

Depende el caso del gato:

  • Un gato con vida de interior, que no haya tenido contacto con otros gatos, tiene, evidentemente, menos probabilidad de estar infectado por estos virus, a no ser que los adquiriera de la madre. En cualquier caso, un gato con signos clínicos de enfermedad poco específicos y crónicos, o gatos con infecciones oportunistas recurrentes, son candidatos a ser testados para estas dos enfermedades.
  • En los refugios de animales, dada la procedencia de los gatos y la presión ambiental dado el constante flujo de nuevos gatos, es recomendable testar a todos los gatos si la economía lo permite. Esto es más importante si los gatos son alojados en gateras de muchos individuos juntos.
  • En el caso de gatos ferales de colonias de la calle, el consenso actual de la mayoría de veterinarios es que no es necesario ni útil hacer el test en la mayoría de los casos. Dichos gatos ferales pueden vivir muchos años sin síntomas de la enfermedad.

Limitaciones de los tests

Los tests tienen ciertas limitaciones, y no hay que pensar que el diagnóstico de leucemia o inmunodeficiencia felinas es tan sencillo como hacer el test y leer el resultado. ¡Si fuera así no harían falta veterinarios! Hay que tener en cuenta que:

En el caso del virus de la leucemia felina

  • En gatos con poco riesgo de presentar la enfermedad, los falsos positivos son más probables.
  • Hay gatos que pueden dar positivo en el test y eliminar el virus de la sangre a las pocas semanas o meses. Si no tiene síntomas, se recomienda volver a testar pasado ese tiempo.

En el caso del virus de la inmunodeficiencia felina

  • En gatos con poco riesgo de presentar la enfermedad, los falsos positivos son más probables.
  • Los gatitos hijos de gatas infectadas con el FiV, pueden dar positivo sin estar infectados por el virus, ya que pueden haber recibido anticuerpos de la madre. Es conveniente volver a testar estos gatitos a los 6 meses de edad.

Los test diagnósticos son sencillos de hacer, rápidos y económicos

Conclusión

En resumen, se trata de dos enfermedades graves (la leucemia más que la inmunodeficiencia), pero muchos gatos pueden hacer una vida normal durante mucho tiempo pese a estar infectados.

Confía en tu veterinario y comentad la idoneidad de testar para estas enfermedades si sospechais que tu gato o gata pueda presentarlas.

Los tests de diagnóstico rápido como los de la marca DFV que yo uso, son económicos y fiables, interpretados correctamente por el veterinario.

Los tests DFV


Se basan en una técnica llamada cromatografía. Detectan de manera independiente en un único ensayo el antígeno p27 del virus de la leucemia felina y anticuerpos contra la inmunodeficiencia felina. Se puede usar sangre entera con anticoagulante, suero o plasma. Los tests no necesitan conservarse refrigerados.


Anterior

Hacer ejercicio con tu perro: cosas a tener en cuenta

Siguiente

Veterinaria de refugios

  1. Marisa

    Hola!
    Gracias por todas la explicación es que dais a cerca de ésta enfermedad…
    Mi consulta es si un gato infectado con la inmunodeficiencia puede viajar al extranjero sin problemas o necesita de algún requisito? Con un informe veterinario sería suficiente?..
    Gracias de antemano
    Un saludo

    • Francesc

      Hola Marisa, gracias por tu comentario. Que yo sepa pueden viajar sin mayores requisitos, pero la legislación de cada país es diferente. Infórmate en las páginas web de exteriores de los países a los que tengas que viajar.

  2. Monica

    Hola,
    Hace 2 meses rescatamos una madre y un hijo de la calle. Los hemos testado pasada la cuarentena y la madre ha dado positivo en leucemia felina y el hijo negativo. El test lo han vuelto a repetir en ambos y con analíticas diferentes y los resultados son exactamente igual por lo que descartamos el error. Nos parece muy raro porque el pequeño todavía es lactante y comen, beben, juegan y se lavan mutuamente.
    Nos han recomendado separarlos durante un mes y repetir el test para ver si la madre ha eliminado el virus y realizar el PCR.
    Realmente no sabemos que hacer ya que no se explica como uno es positivo y el otro negativo siendo madre e hijo y lactante.
    Consideráis oportuno separarlos?
    Muchas gracias

    • Francesc

      Hola Mónica, gracias por leer el blog.
      La situación que comentas puede entenderse varias maneras, aunque la que puede ser más probable es que quizá la madre ha tenido una viremia transitoria, y dentro de unos meses si testais da negativo (ha eliminado la enfermedad). Un porcentaje de gatos están en esta situación. Si es el caso, quizá en ningún momento ha excretado virus por sus secreciones y no ha contagiado al gatito.
      En cualquier caso… si el gatito no está contagiado, bienvenido sea. Yo los separaría lo antes posible, y retestaría a ambos pasados dos o tres meses. Podeis hacer PCR, pero esta prueba tambien hay que interpretarla con cautela.

  3. María

    ¡Hola!
    Quería preguntarte como debo actuar frente al siguiente caso.
    Tengo dos gatos negativos en casa, muy sanos y mas bonitos que nada, pero estoy preocupada por lo siguiente:
    Ayer rescatamos de mi centro de trabajo un gato de unos tres años, lo llevamos a un hospital veterinario y tenía hipotermia, deshidratado, con muchísimas heridas causadas por mordiscos, infección y resulto ser doble positivo. Se ha quedado ingresado.
    No llegue a tocarle, solo toque una toalla en la cual estuvo tumbado. Me lave las manos inmediatamente, y después me desinfecte con alcohol.
    Además, antes de llegar a casa me quite los zapatos, lave la suela de los mismos con lejía, el zapato con alcohol, la ropa la metí a la lavadora, mis manos con lejía de nuevo…
    Pero lo que mas me preocupa es el abrigo, los puños del mismo los rocié con alcohol y lo he dejado toda la noche metido en un baúl.
    ¿Pueden sobrevivir los virus? ¿Es factible que lo llevase o lleve hoy en el abrigo y pueda contagiarlo a mis gatos?
    Tengo miedo y estoy bastante preocupada.

    Gracias.

  4. Elizabeth

    Hola. Estoy muy triste… Recogí a una gatita de calle hace pocos meses. Vivía en el tejado de mi casa porque tengo otra gata y no quise exponerla por miedo a que la tenía en casa se enfermara antes de llevarla al veterinario. El día de hoy llevé a la clínica a la gatita del tejado. Mi intención era esterilizarla, vacunarle, que la desparasiten y adoptarla. Lamentablemente dio Positivo a Sida y Leucemia. El veterinario dijo que no había otra opción que aplicarle la eutanasia porque si vivía iba a sufrir mucho. Ademas no iba a poder tenerla conmigo porque tengo una gata sana y la contagiaria. Seguí el consejo de los veterinarios de la clínica acudiendo a su conocimiento. No sé si hice bien en dormir a mi Arco Iris… La amaba mucho y estoy muy muy triste. Me siento muy mal y no sé si tomé la mejor decisión y me apresure… Le sugeri al Dr. que me ayudara a buscarle un hogar a Arco Iris… El me dijo que en esas condiciones era difícil que alguien adopte a la gata. En fin… Lo único que me alivia un poco es que Arco Iris no sufrió al morir… Gracias por darme la oportunidad de compartir mi historia con Uds.

Deja un comentario

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén

error: Si necesitas algo ¡contacta conmigo! :)