En esta entrada nueva hablaremos de intoxicaciones de nuestros perros y gatos con sustancias que podemos encontrar de manera habitual en nuestras casas. Es un tema importante, ya que saber prevenirlas es clave para no poner en peligro la salud de nuestros amigos de cuatro patas.

Para escribir sobre este tema tenemos una colaboradora especial. Es Cristina Torrico Aguilar, veterinaria que conoce bien estos peligros. Os dejo con su artículo.

Por cierto, si vas a llevar a tu gato al veterinario, te interesará esta entrada sobre cómo llevar a tu gato en transportín.

Intoxicaciones de perros y gatos con sustancias que encontramos habitualmente en casa

Por Cristina Torrico Aguilar

Muchos de nuestros compañeros peludos son absolutamente curiosos y comilones, y muchas veces ingieren todo aquello que encuentran. Los síntomas que pueden presentar ante una intoxicación son muy variables. En un animal intoxicado podemos ver desde leves signos gastrointestinales (vómitos y diarreas agudas) hasta alteraciones más graves como por ejemplo signos neurológicos, convulsiones, debilidad muscular, ceguera aguda, insuficiencia renal y hepática, anomalías cardíacas… que desgraciadamente pueden provocar la muerte de nuestro animal.

La gravedad de todos estos posibles signos dependerá siempre de la dosis de tóxico ingerido y de la susceptibilidad individual de cada animal. Así pues, habrá animales que pueden ver peligrar su vida si ingieren una pequeña cantidad de chocolate, mientras que otros sólo presentarán una diarrea leve transitoria. Como nunca sabemos cómo puede reaccionar nuestro animal, siempre es mejor mantenerlo alejado de estas sustancias que les resultan nocivas.

A continuación hemos elaborado una lista de sustancias y alimentos aparentemente inofensivos que habitualmente tenemos en casa y que hay que evitar que ingiera nuestro perro o gato.

El chocolate

el chocolate es tóxico para perros y gatos

El chocolate contiene metilxantinas

Para nosotros es una delicia, pero el chocolate contiene metilxantinas, moléculas que pueden provocar:

  • Hiperactividad
  • Vómitos
  • Diarreas
  • Taquicardias
  • Arritmias cardíacas
  • Convulsiones

Cuanto más puro es el chocolate, más cantidad de metilxantinas contiene. Así, el chocolate negro contiene unos 1,3mg/g, mientras que el chocolate con leche 0,2mg/g. Así pues, mantengamos el chocolate lejos del alcance de nuestro animal.

Las uvas y las pasas

Las uvas son tóxicas para nuestros animales

Esta fruta (fresca o desecada) puede provocar:

  • Insuficiencia renal aguda
  • Vómitos y debilidad

Todo esto en algunos perros (en gatos no se han identificado efectos adversos). Estos signos pueden aparecer al ingerir pocas cantidades, así que en caso de que nuestro perro coma un gran volumen de uvas o pasas, se trata de una urgencia veterinaria.

 

Los caramelos y chicles sin azúcar

Pues sí, estos productos contienen xilitol, que es un edulcorante artificial que en perros estimula la liberación pancreática de insulina, lo cual puede resultar en una hipoglucemia profunda (es decir, una “bajada de azúcar” muy brusca, como se llama popularmente). Esto puede provocar signos neurológicos y problemas hepáticos, así que debemos alejar a nuestro amigo de todo aquello que contenga xilitol.

Las nueces de macadamia

Estos frutos secos que, en cantidades moderadas, pueden ser tan beneficiosos para nuestra salud, en los perros pueden provocar:

  • Debilidad
  • Depresión
  • Vómitos

Estos signos pueden aparecer con la ingesta de una sola nuez por kilogramo de peso.

Tu perro se puede poner muy malito con estas substancias… ¡vigila!

El cacao, el pegamento, el café y el té

Estos productos contienen metilxantinas como el chocolate, así que los signos por intoxicación pueden ser:

  • Gastrointestinales (vómitos y diarreas)
  • Neurológicos (hiperactividad, temblores, convulsiones)
  • Cardíacos (arritmias, taquicardia…).

La cebolla y el ajo

La cebolla, los ajos y, en definitiva todas las especies del género Allium (como por ejemplo puerros, calçots, etc) pueden dañar los glóbulos rojos y causar anemia hemolítica. Así, en un animal que haya ingerido estos vegetales puede presentar depresión, taquicardia (frecuencia cardíaca acelerada), respiración agitada y mucosas pálidas. Es importante pues, evitar dar restos de alimentos que contengan cebolla o ajo, y parar especial atención a la época de calçots porque una intoxicación por estos alimentos puede ser grave.

El paracetamol

Este fármaco tan usado en medicina humana puede causar graves problemas a nuestros animales si los automedicamos, especialmente en los gatos, que no son capaces de metabolizar la sustancia activa. A las 4 horas después de su ingestión podemos ver que provoca:

  • Vómitos
  • Dolor abdominal
  • Taquicardia
  • Dificultad respiratoria
  • Acumulación de líquido en las extremidades
  • En perros puede dañar también el hígado

Así pues, vale más mantener el botiquín bien lejos de nuestros animales y no automedicarles en caso de que los veamos enfermos.

Las poinsettias

Las ponsettias son tóxicas ¡cuidado!

Sí, amigos, las plantas de Navidad también pueden causar problemas a nuestro perro y gato. Contienen una savia que puede ser irritante para el sistema gastrointestinal de los animales, provocando vómitos o diarreas, así como hipersalivación.

Conclusión

Con esta pequeña recopilación de alimentos y sustancias tóxicas para nuestros animales os dejamos, esperando que os sea de utilidad y os sirva para prevenir problemas de salud a nuestros amigos no humanos.

Cristina Torrico Aguilar
Licenciada veterinaria