Comenté en un artículo anterior sobre el cáncer en los animales que mi perra Vaca tenía esta enfermedad. Hace unos días, dado que no había nada más que hacer por ella y su sufrimiento iba en aumento, decidí eutanasiarla.
La tristeza que viví es infinita. Y también he visto la tristeza de muchas personas que querían mucho a sus perros y a sus gatos, cuando han tenido que pasar por lo mismo.
Por eso he decidido escribir esta entrada, para compartir información y reflexiones sobre algo tan duro como la eutanasia de perros y gatos.
Soy un convencido de que la mejor manera posible de trabajar como veterinario, de razonar y de tomar decisiones es en base a evidencias, es decir, gracias a la ciencia. Sin embargo en este artículo, en este tema tan delicado, hay matices muy subjetivos que creo que no se pueden responder de manera fácil y tajante. ¿Cuándo tomar la decisión de eutanasiar a mi animal? ¿A partir de qué momento está sufriendo? ¿Qué es la calidad de vida? ¿Cuándo se tiene y cuándo no?

Índice

  • ¿Qué es la eutanasia?
  • ¿Cuándo está justificada la eutanasia de un animal?
  • ¿Puedo hacer algo más por mi perro o gato? ¿Hay alternativas a la eutanasia?
  • ¿Cómo saber si un animal está sufriendo?
  • Si ha llegado el momento de hacerlo… ¿cómo será la eutanasia de mi perro o gato?

Además de toda la información resumida en este artículo, adjunto el link al PDF de libro Veterinarios y El Final de la Vida, editado por Avepa.

La eutanasia de un perro puede causar mucho dolor

Muchas veces la mascota es un miembro más de la familia y su pérdida es muy dolorosa

¿Qué es la eutanasia?

La eutanasia es el acto de terminar con la vida de un animal, sin causarle dolor o sufrimiento. La gente suele utilizar como sinónimos “sacrificar” o “dormir” al animal.
Sólo un veterinario está autorizado y capacitado para realizar la eutanasia a un animal. Generalmente la eutanasia se realiza administrando algunos productos sedantes y anestésicos, en unas dosis más altas que las habituales. Estos fármacos paran el corazón y la respiración del animal, causándole una muerte tranquila y sin dolor ni sufrimiento.

Todos los artículos de Letra de Veterinario

¿Cuándo está justificada la eutanasia de un animal? Controversias

Por razones éticas éticas, la eutanasia sólo está justificada si el animal sufre alguna patología o estado de salud incurable e irreversible, o si padece sufrimiento o grave afectación de su calidad de vida.
En esos casos concretos, me parece plenamente aceptable realizar la eutanasia del animal. Puede considerarse un último acto de respeto y amor, para ahorrarle sufrimiento y malestar en sus últimos momentos de vida.
Por supuesto, en la práctica aparecen dificultades y dudas. Esto genera múltiples controversias:

  • No es sencillo determinar a partir de cuando un animal sufre. Además, ese punto es subjetivo y puede ser diferente bajo la óptica de una persona u otra.
  • Puede que para una patología en concreto existan tratamientos. Pero estos tratamientos en algunos casos pueden ser de pronóstico muy incierto, o pueden ser prohibitivos para el poder adquisitivo de algunos cuidadores de perros y gatos.

¿Está justificada la eutanasia en esos casos?

En algunos lugares, se utiliza la eutanasia como método de control de población. Por ejemplo para eliminar animales callejeros. A mí esto me parece claramente injustificado y afortunadamente en Catalunya, donde yo resido, está prohibido (legislación en este link y evolución de la legislación y la conciencia sobre el sacrificio en este link). Pero es un tema que hay que poner sobre la mesa.

¿Puedo hacer algo más por mi perro o gato? ¿Hay alternativas a la eutanasia?

Como ya he comentado, en algunos casos, en los que haya sufrimiento, muy mal pronóstico, etc. puede estar plenamente justificado plantear la eutanasia de tu querido perro o gato. Sin embargo, dado que es un acto irreversible, puede ser conveniente antes de tomar la decisión de eutanasiar a tu mascota:

  • Hablar de manera sincera con tu veterinario de confianza acerca de la enfermedad de tu perro o gato, de su pronóstico, de las alternativas terapéuticas existentes y de tus dudas y preocupaciones al respecto.
  • Consultar con otro veterinario y obtener una segunda opinión, especialmente para confirmar el diagnóstico, y agotar todas las opciones de que exista algún tratamiento posible.
  • Hablar con amigos o conocidos que hayan pasado por situaciones similares. Su experiencia y consejo te dará otros puntos de vista.
  • Si la situación lo permite y no es una urgencia apremiante, tómate tu tiempo (unas horas o unos días) para decidir de manera reflexionada.
Eutanasia de un perro o gato

En el ocaso de la vida

¿Cómo saber si un animal está sufriendo?

Para tomar una decisión sobre la eutanasia, esta suele ser la pregunta que los cuidadores de animales se hacen y me hacen. ¿Mi perro está sufriendo? Es la pregunta del millón. Y desgraciadamente, no tiene una respuesta clara. Al final el sufrimiento es una sensación, con un componente subjetivo.

Podemos intentar analizar si el animal tiene calidad de vida. Nos podemos fijar en los siguientes parámetros:

  • Presencia o ausencia de dolor agudo o crónico
  • Apetito e interés por la comida
  • Interés por salir, pasear o interaccionar con las personas y con otros animales
  • Nivel de actividad
  • Capacidad para contener la orina y las heces

Sin embargo, a la hora de tomar la decisión sobre la eutanasia, como ya hemos dicho suelen entrar otros factores en juego: la capacidad económica de los propietarios, y/o el propio sufrimiento de los propietarios al observar a su perro o gato sufrir una enfermedad.
Tu veterinario te informará y te guiará en todo este proceso. Te aconsejará sobre posibilidades terapéuticas, y en muchos casos te dará una opinión personal sobre la conveniencia de la eutanasia. Pero hay que recordar que la decisión la tomará siempre el propietario.

Si ha llegado el momento de hacerlo… ¿cómo será la eutanasia de mi perro o gato?

Como he dicho, la eutanasia consiste en la administración de determinados fármacos que, de manera indolora, harán que el corazón del animal se pare.
Tu veterinario procurará acompañarte a una zona íntima de la clínica, donde puedas despedirte con tranquilidad de tu perro o gato. No te preocupes si lloras, es normal y tu veterinario lo entenderá.
Normalmente el primer paso consiste en administrar un poco de sedación al animal, y en colocarle una vía endovenosa. Luego, una vez esté un poco dormido, se le aplicará un segundo fármaco, por la vía, que es el que finalizará el acto de eutanasia.
Podrás acompañar a tu mascota durante todo el proceso.

La incineración

Una vez realizada la eutanasia, te ofrecerán la posibilidad de hacer incinerar el cadáver de tu animal.

Hay dos modalidades:

  • Incineración colectiva, junto con otros cadáveres, en la cual no recuperarás ningún resto de tu animal.
  • Incineración individual, en la que te devolverán las cenizas de tu mascota.

Por último, quedará pasar el duelo, echarlo de menos… quizá recordar, con una sonrisa, la suerte que ha sido conocer a ese animal tan especial y poder compartir unos años con él o ella.

Adjunto un link de la revista Argos sobre el tema, y otro específico de gatos del grupo Gemfe de Avepa.

Todos los artículos de Letra de Veterinario