Comprar un perro o un gato

La decisión sobre comprar un animal debe ser tuya. Sin embargo, creo interesante escribir sobre ciertos temas que quizá no te hayas planteado, para que, en caso que te decidas a comprar, la compra sea plenamente informada y consciente.
Hace 13 años que trabajo como veterinario. En este tiempo he visto muchas cosas, he reflexionado sobre este tema y he aprendido lo que te explicaré. Comprar un perro o un gato merece una reflexión.

Índice

  1. Los animales como objetos
  2. Qué pasa con los animales que crecen y no son vendidos
  3. Qué pasa con los cachorros enfermos
  4. Qué pasa con los animales destinados a la reproducción
  5. Las granjas de cachorros
  6. Los “buenos criadores”
  7. Me venden un perro muy barato que ha nacido en la casa del vecino
  8. Las tiendas de animales
  9. Comprar por internet
  10. Las alternativas: adoptar en Refugios y Protectoras
  11. Resumen de razones para no comprar un perro o gato

Los animales como objetos

Un animal –en este caso, hablando de perros y gatos- es un ser vivo inteligente y complejo. Tiene sensibilidad, puede sufrir bienestar o malestar, dolor, y experimentar alegría. Puede tener problemas de comportamiento, o enfermedades.
Un perro o un gato son muchísimo más que simples objetos. Sin embargo, cuando son vendidos en las tiendas o en los criadores, automáticamente se convierten en artículos de consumo. Están ahí porque dan dinero. Y todo lo que hay a su alrededor, es un mercado, una industria, construída y pensada para obtener dinero a partir de esos animales.

Cuando los animales son vendidos, son mercancías, y pasan a ser tratados bajo la lógica de mercado:

  • Si se pueden vender 10 mejor que vender 5: más beneficio.
  • Si puedo criar 100 perros al año mejor que 50: más beneficio.
  • Si sale más barato eutanasiar (matar) a un cachorro enfermo que curarlo, lo matamos: más beneficio.
  • Si es más rentable importar cachorros de los países del este, donde son criados masivamente en granjas, aunque la mitad mueran por el camino, lo hacemos: más beneficio.

En resumen: si se comercia con perros y gatos, estos se convierten en cosas, que tienen por única finalidad ser consumidos (comprados) por el cliente, para dar dinero (beneficios) al comerciante. Cualquier otra consideración (ética, bienestar del animal…) simplemente deja de importar, excepto que pueda dañar la imagen de la empresa.

Letra de Veterinario: Archivo de artículos

Qué pasa con los animales que crecen y no son vendidos

Pues depende. No es muy diferente si se trata de una tienda o de un criador. A veces, a medida que los perros o gatos van creciendo, el comercio los va bajando de precio, para incentivar la venta. Si finalmente no son vendidos, a veces los regalan. También es posible que los eutanasien, al fin y al cabo son empresas, y los animales que no generan un beneficio económico (no se venden) pero comen y necesitan cuidados (generan gasto) sobran.
Incluso en los casos en los que el perro o gato ha crecido sin venderse y finalmente es “regalado”, no deja de ser un animal que ha pasado toda su época de cachorro en un entorno tipo tienda, jaula… Son lugares casi sin estímulos, y generalmente con menos contacto humano del que necesitan. También hay falta de enriquecimiento ambiental, educación… Es decir, hay déficit de bienestar animal. Son animales generalmente mal socializados y con mayor probabilidad de presentar problemas de comportamiento.

Qué pasa con los cachorros enfermos

También depende. Aquí podemos estar ante varias situaciones diferentes:
Si el cachorro no se ha vendido y está en la tienda, o en casa del criador… pues depende de la enfermedad que tenga. Pero la norma general es que los gastos tienen que ser mínimos, si no no hay beneficio. Al fin y al cabo es un negocio. Si los costes del tratamiento se disparan mucho, el cachorro se eutanasia. Son sustituibles.
Si el cachorro se ha vendido, si un cliente lo ha comprado en una tienda o criador, normalmente en el contrato de compra figura alguna clínica u hospital veterinario donde acudir durante determinados días después de la venta. Los costes van a cuenta del vendedor. Sin embargo, cuando el coste es elevado o el pronóstico es malo, lo que ofrece la tienda o criador suele ser cambiar el cachorro por otro. Tal cual, como una camiseta que no es de tu talla. El destino del cachorro enfermo es, casi siempre, la muerte.

Comprar un cachorrito fomenta la industria de la venta de animales

Qué pasa con los animales destinados a la reproducción

La vida de las madres destinadas a reproducción es parir y parir, una camada tras otra. Esto es así, porque es un negocio, y las madres pasan a ser fábricas de animales, es decir, de dinero.
Si tienes 3 camadas en vez de 1 tienes 3 veces más ganancias, si tienes 10 en vez de 5… y así hasta el infinito.
Estos animales suelen tener vidas muy pobres, con pocos estímulos y poco cariño, limitándose a ir pariendo animales hasta que dejan de ser rentables.
Por supuesto, hay grises y matices. Desde las horrorosas granjas de animales de la europa del este, hasta personas que un día tienen una camada y la venden, hay muchos intermedios. Pero la finalidad no deja de ser la misma, enriquecerse, comerciar y convertir los animales en productos. Y es difícil resistirse a la tentación de poder ganar más dinero.

Las granjas de cachorros

Las granjas de cachorros son el infierno. Así de simple.
Se llaman granjas de cachorros, o fábricas de cachorros, o “puppy mills”, a ciertos lugares, generalmente en la Europa del este, donde se crían cachorros de raza a escala industrial.
Son lugares insalubres, donde los perros carecen de todo estímulo, cariño y contacto y simplemente son utilizados: los reproductores como fábricas de cachorros, y los cachorros como mercancía barata.
La inmensa mayoría de tiendas de animales compran los cachorros de estas granjas. Podréis reconocerlos porque estos animales suelen tener pasaporte, en un idioma extranjero del este.
Muchísimos perritos y gatitos mueren durante el transporte desde Eslovenia, o República Checa, u otro de los países donde hay las granjas, hasta España. Pero eso les da igual. Los animalitos les salen tan baratos, que les sale a cuenta importarlos desde tan lejos, y las pérdidas de vidas.
Si, una vez en la tienda o ya vendido, se observa que el cachorrito está malo, los comercios suelen cambiarlo por otro, ya que eso les sale más barato que intentar sanar al enfermo.

 

Los “buenos criadores”

Mucha gente bienintencionada, critica las fábricas de cachorros o puppy mills, incluso las tiendas, pero suelen salvar de la crítica a los “buenos criadores”. Supuestamente, gente altruista que vela por los animales que cría.
Los buenos criadores son como el Ratoncito Pérez o los Reyes Magos: un mito. Porque… ¿Qué significa ser un buen criador?
En el mundo de las razas caninas, suelen considerarse buenos criadores los que mantienen más puro el estándar de la raza, etc. Pero perpetuar una raza solo se logra manteniendo la consanguinidad, lo cual aumenta la probabilidad de aparición de muchas enfermedades y trastornos. Algunas razas, son auténticos compendios de enfermedades en sí mismos, hasta el punto que su mera existencia me parece extremadamente poco ética.
Evidentemente hay niveles, y habrá criadores con más “ética” o escrúpulos que otros. Los habrá que tratarán a sus perros algo mejor o algo peor. Pero son negocios. Negocios. Eso va indisolublemente unido a que siempre buscarán maximizar los beneficios, y si para ello hay que tener a los animales peor… Pues mala suerte.
Hay muchísimas alternativas a los criadores. Los refugios, protectoras, perreras, están llenos de perros y gatos de todas las edades, tamaños, y estéticas esperando ser adoptados y tener una familia.
Los criadores buenos no existen como no existen las empresas altruistas. Los criadores son simples negocios, que trafican con seres vivos igual que un negocio textil comercia con camisetas.

Me venden un perro muy barato que ha nacido en la casa del vecino

Es una situación muy típica: la perra del vecino (o de donde sea) ha parido, no son criadores profesionales, pero han tenido una camada. Si son de raza, los cachorritos suelen ser vendidos a un precio bajo. Si no son de raza, son regalados.
Si compramos alguno de estos animales estamos fomentando:

  • Que hagan criar más veces a su animal, porque son “ingresos extra”. Esto puede generar problemas de salud a su perra o gata.
  • Que aumente la cantidad de animales abandonados. Está demostrado que la cría indiscriminada y los animales comprados o cogidos “sin reflexión” favorecen el abandono y la superpoblación de las perreras.
  • Que los animales sean vendidos o regalados “de cualquier manera”, a edades incorrectas, sin control sanitario, sin vacunar, sin llevar microchip…
  • Que los animales que buscan un hogar en refugios y protectoras lo tengan más difícil ya que en muchas casas el “hueco” para una mascota será rellenado por una comprada.

Las tiendas de animales

Tienda de animales en Japón

Tienda de animales que vi en Japón. La presentación era monísima pero la mercantilización de un ser vivo es lo mismo.

Las tiendas de animales son la máxima expresión de la mercantilización de los seres vivos. En ellas, los perros y gatos (y el resto de animales que venden) son meros objetos de consumo.

En las tiendas de animales:

  • Nadie va a preguntar al comprador cómo va a tener al animal, si tiene tiempo para él… No hay filtro, sólo interesa vender.
  • Generalmente no darán al comprador ningún consejo de educación, comportamiento… y si los dan, será personal muy poco cualificado que frecuentemente dará consejos equivocados.
  • Los cachorros en su inmensa mayoría proceden de fábricas de cachorros de países del este. La mitad han muerto de camino a la tienda.
  • Los cachorros llevan días o semanas en una urna, sin apenas estímulos ni una educación correcta. Es probable que desarrollen problemas de comportamiento derivados de ello.
  • Si alguien compra un cachorro y a los pocos días se pone malo, se lo cambiarán por otro como si fuera una cafetera defectuosa. Muchas veces es más barato dar otro cachorro que curar al que se pone malo.
  • Si compras cachorros en estas tiendas, fomentarás que sigan habiendo cachorros metidos en urnas y tratados como objetos, y fábricas de cachorros en Europa del este, en las condiciones inaceptables que ya te he explicado.
  • Si compras cachorros, otros perros y gatos cachorros y adultos seguirán pudriéndose en los refugios y protectoras esperando una familia que no llegará, porque más personas compran y fomentan la industria en vez de adoptar.

Te dejo este video, no es español pero en mi experiencia la situación en nuestro país se parece mucho.

Comprar un perro o un gato por internet

¿Wtf? Me parece tan inverosímil comprar un animal por internet que casi se me olvida hacer referencia a este tema. Pero en mi trabajo diario como veterinario, veo de vez en cuando algún cliente que me comenta que ha comprado su perro por internet.
Tanto da si quien vende por internet es una tienda, un criador “serio”, o un particular que se quiere sacar unos euros extra: no compréis perros por internet. Al menos, ese es mi consejo, el de un veterinario con 13 años de experiencia y cierto conocimiento del mundillo de las mascotas y preocupación por la ética.
No sabréis si el animal ha crecido bien, o si tiene algún problema, hasta que lo tengáis delante, y estaréis fomentando lo peor de todo lo malo que he expuesto en el resto de puntos.
Por favor, no compréis animales, y menos por internet.

Las alternativas: adoptar en Refugios y Protectoras

Hay muchísimas protectoras, perreras, refugios, y asociaciones llenas de perros y gatos que no tienen un hogar y buscan una familia.
Si buscas un poco, encontrarás perros y gatos de todas las edades: cachorros, jóvenes y adultos. También hay de todas las razas y tipos. Busques lo que busques, hay un perro o gato sin hogar, adecuado para ti.
En los refugios y protectoras te asesorarán, y te ayudarán a decidir correctamente qué animal adoptar. Generalmente te lo entregarán esterilizado, vacunado, desparasitado y con microchip, por unos precios simbólicos.
Hay animales de todos los temperamentos. El perro que adoptes no tiene por qué estar traumatizado ni tener ningún problema. Los hay sanos y enfermos, buenos o juguetones, asustadizos o seguros… sólo es cuestión de buscar.
Además si adoptas en vez de comprar, darás una familia a un perro que lo necesita y no fomentarás una industria sin ética ni moral, que convierte los animales en objetos de consumo.

Perros de todos los tipos esperan en los refugios un hogar

Resumen de razones para no comprar un perro o gato

  • La industria de la venta de animales genera muertes (en el transporte, en las tiendas…) y sufrimiento de las madres de los cachorros.
  • A la industria del comercio de perros y gatos no le importan los animales, sólo vender y enriquecerse, como industria que es.
  • Si no compras, no fomentarás las fábricas de cachorros ni los criaderos.
    En las protectoras hay animales de todas las razas, personalidades y edades esperándote.
  • Los animales de raza tienen más probabilidades de tener enfermedades y problemas que los animales mestizos. Además, de media viven menos tiempo.

Te dejo aquí varios links para ampliar información: este, este, este y este.

Letra de Veterinario: Archivo de artículos

Anterior

Veterinaria de refugios

Siguiente

¿Cómo saber si un tratamiento funciona?

2 Comentarios

  1. Lourdes

    La compré! Mi Lupe, mi compañera.No me hagais sentir mal por ello!!El momento dió lugar a ello. Llebamos 8 años juntas, yo tengo una edad, ella tambien, envejecemos juntas, quien me dice a mi que si yo no hubiera “comprado” su vida hubiera sido la que tiene, y la mia? La adoro, es mi vida, y creo que yo soy la suya…si me faltara ??Pero habeis pensado a quien va cuando compran??

    • Francesc

      Hola Lourdes, gracias por contestar. ¡Una vez la tienes, es tu compañera! A cuidarla, quererla y disfrutarla. El texto es material de reflexión para la próxima vez que tú, u otra persona, se vea en la decisión si comprar o no. ¡Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén

error: Si necesitas algo ¡contacta conmigo! :)