Bañar a un perro puede ser una experiencia muy divertida para el dueño y el animal, aunque también puede ser un desastre. Si bañas a tu perro y lo haces bien, y él está acostumbrado y le gusta, lo pasaréis bien y acabará limpito y fresco. Si no se deja, será un momento de nervios y estrés.

Además, surgen muchas preguntas. ¿Con qué frecuencia tengo que bañar a mi perro? ¿Cómo lo hago?

¡Voy a intentar responderlas!

¿Hay que bañar a un perro?

En general, es bueno bañarlos. Los beneficios son muchos:

  • Disminuye la suciedad que se acumula en el pelo y la piel.
  • Junto al cepillado, ayuda a eliminar el pelo muerto.
  • Junto a los productos desparasitadores, ayuda a controlar los parásitos.
  • Es un buen momento para inspeccionar bien a nuestro perro en busca de parásitos, problemas de piel, heridas, bultitos, espigas…
  • Si lo hacemos de manera positiva es una experiencia divertida para tu perro y para ti.

No hay que olvidar que, desde que la humanidad mejoró su higiene, disminuyó mucho la frecuencia de muchas enfermedades, y en general mejoró la calidad de vida de las personas. Lo mismo pasa con los perros.

Antes de bañar a tu perro, cepíllalo

A Capitán le encanta que lo cepillen y que lo bañen

Con qué frecuencia se puede bañar un perro

La respuesta típica es que hay que bañar al perro una vez al mes. Sin embargo, no hay razón para no bañarlos con más frecuencia. No hará ningún daño que bañes a tu perro cada dos semanas si te apetece, y, en general, no pasa nada si lo bañas con menos frecuencia. Yo recomiendo bañarlos con una cierta periodicidad por los beneficios comentados anteriormente. Digamos que mínimo una vez al mes. Y, si un día tu perro se ha ensuciado más de la cuenta, no pasa nada por bañarlo aunque haga pocos días que lo hiciste por última vez.

Bañarlo en casa o en una peluquería canina

Ambas opciones son válidas, y una es mejor que otra dependiendo del caso:

  • Si tu perro es muy grande y tienes poco espacio en casa, seguramente es mejor y más práctico llevarlo a bañar a una peluquería.
  • Los resultados en la peluquería son más “profesionales”. Además suelen cortarles las uñas, pueden pelar según qué razas, limpiar los ojos y los oídos… todo esto es más trabajo si lo quieres hacer en casa.
  • Si tienes espacio en casa y tu perro se deja, es una experiencia genial que lo hagas tú mismo.
  • Si tu perro es miedoso en ambientes desconocidos o con personas que no conoce, estará más tranquilo si lo bañas tú y será una experiencia mejor para él.

Cómo bañar a tu perro

Intenta acostumbrar a tu perro desde cachorro a bañarlo. Hazlo como si fuera un juego, sin nervios, de manera que sea agradable para él. Ten “chuches” a mano y prémialo, acarícialo, y háblale suavemente. Si consigues que para tu animal sea una experiencia agradable, te será más fácil que se deje y que el baño transcurra sin problemas.

Para bañar a un perro hay que mojarlo bien.

Para que el agua penetre en el pelo de Capitán hay que mojarlo mucho.

  1. Cepilla a tu perro. Elimina la suciedad grande (restos de hierba entre el pelo, espigas..) y el pelo muerto.
  2. Mójalo bien, con agua templada (que la notes calentita pero que no queme). ¡Si lo haces con agua fria a tu perro no le gustará!
  3. Ten en cuenta que, en los perros con mucho pelo, por ejemplo los huskies, para que el agua penetre hay que estarse un rato mojándolo. Tienen una capa muy impermeable.
  4. Vigila en la zona de la cara. Dale con la mano, pero no con el agua directamente.
  5. Cuando esté bien mojado, enjabónalo. Usa un jabón suave, mejor si es para perros. Enjabona todo el cuerpo, y cuidado en la cara, procura que no le entre jabón en los ojos. Las orejas las puedes lavar, con cuidado y suavemente. Yo enjabono a mis perros con la mano, como acariciándolos, pero hay gente que usa esponjas suaves y también va bien.
  6. Después del enjabonado, aclara bien a tu perro. Que no quede jabón en ninguna zona de su cuerpo. Hazlo, de nuevo, con agua tibia.
  7. Sécalo.
  8. Si es invierno, sécalo del todo, primero con toalla, y luego con secador. Cuidado con el secador, puede darle miedo y tienes que hacerlo muy suave y dándole premios para que lo vaya tolerando. Vigila también no quemarlo sin querer.
  9. Si es verano, puedes secarlo con una toalla y luego dejar que se acabe de secar en el jardín o yendo a dar un paseo, así estará fresquito un rato.
Es muy importante aclarar bien el pelo para que no quede jabón.

Es muy importante aclarar bien el pelo para que no quede jabón.

¡SUPER BONUS TIPS!

  • Te recomiendo que cuando hayan pasado unas horas del baño y tu perro esté seco, vuelvas a cepillarlo. Eliminarás mucho más pelo muerto que se haya desprendido bañándolo, y además su pelo quedará mucho mejor.
  • Hay perros que justo después del baño hacen el característico “olor a perro mojado”. No te preocupes, si lo secas bien se irá antes, pero en cualquier caso, el día siguiente al baño olerá estupendamente.
  • Algunos productos para desparasitar, sobretodo los con formato “spot on”, no se pueden poner ni hasta dos días antes ni hasta dos días después del baño, ya que pierden eficacia.

¿Se pueden bañar cachorros?

No hay ningún problema para bañar un cachorro. Es más, irá muy bien para empezarlo a acostumbrar a los baños de una manera agradable, como si fuera un juego.

Además, si acabas de adoptar a tu cachorrito, es probable que venga sucio e irá muy bien bañarlo.

Eso sí, nunca bañes un cachorrito que esté enfermo, y seca siempre bien a tu cachorro para que no coja frío y le bajen las defensas.

¿A partir de qué edad se puede bañar a un perro?

No hay una edad concreta a partir de la que se lo pueda bañar. Es como un bebé humano: con cariño y mimo, se pueden bañar sin problemas. Eso sí, yo no los bañaría hasta que tengan uno o dos meses. Antes son muy pequeños y delicados, y tienen que estar con la madre.

¿Y si mi perro no tiene vacunas, se puede bañar?

Sí. Ninguna de las enfermedades que tratamos de prevenir con las vacunas se coje con el agua de los baños. Eso sí, hay que secarlo bien, evitar que pase frío y que le bajen las defensas, porque así sería más susceptible de enfermar.

Contraindicaciones del baño

No debes bañar a tu perro si:

  • Tiene alguna herida abierta.
  • Está enfermo.
  • Lo acaban de operar.
  • Tu veterinario te lo ha contraindicado por alguna otra razón.

¿Por qué un perro huele mal cuando está mojado?

La piel de los perros, como la de los humanos y del resto de animales, secreta una serie de sustancias (ácidos grasos, descamaciones de las células superficiales…). Estas sustancias son utilizadas por los microorganismos normales de la piel, y el resultado es el leve olor que desprende un perro. Cuando está seco apenas se nota.

Cuando mojamos a nuestro perro, el agua, al evaporarse de su piel cuando se seca, se lleva estas sustancias olorosas, que las percibimos mucho más.

¿Te ha gustado el artículo? ¿Bañas así a tu perro? ¿Tienes algún truco que no conozco? ¡Comenta!

Artículos publicados en Letra de Veterinario