¡Hola!

Me llamo Francesc Osorio y soy veterinario desde hace más de diez años. Desde pequeño he querido ser veterinario, ser el médico de los animales, curarlos y hacer que no sufrieran.

sobremi

Yo con el perrito Kartofle

He intentado mejorar la vida de un montón de animales y de los dueños que los querían, muchas veces con éxito, y alguna vez no, pero siento que tengo la profesión más bonita del mundo.

Capi

Te quiero contar una historia. Se trata de la historia de Capitán. Capi es el dueño de esos ojos preciosos y azules que te miran en la página principal, y es el perro con ruedas que se ve sobre estas lineas. Como se me cae la baba con él, hay fotos suyas en muchas entradas del blog, como esta acerca de los baños. Encontré a Capitán, cuando una amiga me llevó a ver una casa en la que había más de ochenta perros sin apenas cuidados, en la montaña. Estaban a cargo de un señor enfermo. Y Capitán estaba tirado en el suelo, sin poder andar. Nos lo llevamos, sin saber qué podríamos hacer por él… Gracias a la Protectora de Mataró, pudimos hacerle pruebas, una especialista en neurología veterinaria de prestigio, Patricia Montoliu de Ars Veterinaria, se volcó con él, lo diagnosticó de hernias discales y finalmente lo operó. En Firvet, con la super fisioterapeuta veterinaria Marta Subirats y su equipo, posteriormente, no pararon de trabajar con él hasta que consiguió volver a andar.

Desde que lo conocí, Capitán es mi perro, duerme calentito y es muy feliz. Pero, cuando era joven fue abandonado en una casa en la montaña, y ha sido mantenido en malas condiciones toda su vida por un señor enfermo y desinformado.

el autor, atendiendo perros en Tailandia

El autor, atendiendo perros en Tailandia

Creo que parte del trabajo de un veterinario es educar a la sociedad. Eso se hace informando, comunicando, y creo que con ello se pueden conseguir cambios espectaculares. Se puede lograr que un propietario preocupado entienda lo que le pasa a su animal y pueda confiar en que puede tener solución esa enfermedad; se puede conseguir que la gente entienda mejor a sus perros y a sus gatos y por tanto esos animales sean también más felices; se puede conseguir que disminuya el abandono… y todo eso, esa educación, se construye, pasito a pasito, gota a gota, comunicando.

No me enrollo más. Aquí me tienes, puedes leerme, poner comentarios, contactar conmigo… ¡Te espero!

 

Archivo de artículos